Rita Pierson: Todo niño necesita un campeón