Estrategias para la coordinación viso-manual.





La oculografía ha permitido demostrar muchos aspectos de la forma en que el ojo capta las informaciones impresas:
Los ojos se mueven por impulsos irregulares, cortos y bruscos, separados entre sí por pausas.
Cada fijación sirve para analizar una palabra para los lectores mediocres,y dos o tres palabras por fijación para los buenos lectores.
El número de fijaciones está en relación inversa a la habilidad lectora: al comienzo del aprendizaje lector, el niño tiene que realizar una detención por letras y por sílabas. La duración y el número de fijaciones disminuye con la habilidad lectora.
La rapidez lectora también depende de factores externos como el tipo de letra, su tamaño, la iluminación, la distribución del texto.

Para el desarrollo de la coordinación visual, sugerimos, entre otras estrategias:
 Formar un círculo y golpear varios globos para que no caigan en el suelon ni se salgan del círculo.
 Sentados en el suelo, en círculo, lanzarse la pelota unos a otros.
 Hacer botar una pelota con las dos manos, luego con una, derecha e izquierda.
 Identificar figuras, personajes, objetos diferentes en un conjunto ilustrado de una lámina de gran tamaño. Progresivamente, hacer lo mismo con láminas más pequeñas.
 Identificar los errores entre dos láminas supuestamente iguales.
 Completar con trazos ajustados imágenes incompletas.
 Rellenar huecos en imágenes con punteado, coloreado, etc.